Clash of Clans y sus locas campañas de publicidad para televisión

La publicidad en televisión en manos de los actores más disruptivos
Si oyes hablar de Supercell Games puede que te suene a chino, sin embargo, si escuchas Clash of Clans, Hay Day, Clash Royale o Boom Beach, quizá la historia cambie. Supercell es una compañía finlandesa de desarrollo de videojuegos para dispositivos móviles que, con solo seis años de antigüedad, ha conseguido colarse en millones de hogares en todos los países del mundo (excepto Tuvalu).

Siempre en el top de descargas de Google Play o Apple Store, sus juegos se basan en una fórmula ya muy extendida y perfeccionada: el free to play. La descarga es gratis y jugar es gratis ¡ojo! Si quieres mejorar de una forma más rápida puedes comprar ventajas con micropagos, o lo que es lo mismo, pequeñas compras online que traducen tu dinero en la moneda del juego, para así conseguir las mencionadas ventajas.

Clash of Clans y Clash Royale

 
Pese a que Hay Day (un juego multijugador de construcción y gestión de granjas) fue el juego que les lanzó a la fama, con una propuesta similar al archiconocido Farmville de Zynga, fue con Clash of Clans cuando Supercell batió todos los récords. Durante 2013, fue el juego con mejores cifras de ingresos, por encima del titánico Candy Crush Saga. Y esto es solo un dato de los cientos que se podrían compilar sobre sus éxitos.

En este año 2016, la compañía lanzó un juego basado en el mismo universo de Clash of Clans, que todos sus fans conocían al detalle, para darle un nuevo giro al concepto de juego multijugador, basándose en las cartas coleccionables. Para hacernos una idea de la rotunda acogida de Clash Royale, cabe destacar que el día del lanzamiento destronó en descargas e ingresos al juego original, ¡en el mismo día!

Branding de Supercell

 
Además de las exitosas fórmulas que Supercell ha puesto sobre la mesa para sus juegos y el funcionamiento de su compañía, una de las recetas para llegar hasta este punto ha sido una serie de inteligentísimas y muy divertidas campañas de branding principalmente orientadas a la televisión.

Estos contenidos han sido reutilizados en YouTube y viralizados a través de sus redes, pero antes fueron destinados a la televisión, un canal en principio poco apropiado para los usuarios de una realidad totalmente ajena a la vieja caja tonta. Sin embargo, precisamente los desarrolladores de juegos para dispositivos móviles han invertido 639 millones de dólares en publicidad para televisión.

Supercell dio el bombazo con una campaña con Liam Neeson para la Super Bowl de 2015, pero desde entonces no ha dejado de sorprendernos con material de gran calidad e ingenio. El omnipresente Christopher Waltz participó en otra campaña dedicada a las salas de cine (otra vez, viralizada en canales digitales). Todas las campañas tienen un eje común, ensalzando la experiencia multijugador, relatando pequeñas historias con las que cada jugador puede sentirse identificado.

Con Clash Royale, este verano Supercell lanzó una campaña de pequeños anuncios para televisión, rescatando nostalgia ochentera -muy habitual en los tiempos que corren- con una versión de Flash de Queen, la habitual animación que caracteriza su mundo de juego y apostando, otra vez, por actores de carne y hueso para vertebrar la narración. El resultado, una vez más, es de genial y muy loco a la vez.

¡Y también innovación!

 
Por otro lado, Supercell no olvida que su industria es, en primer lugar, la del videojuego, y de forma más específica, la del mercado de los dispositivos móviles. Sus juegos solo se pueden jugar en tablets o smartphones. Por lo tanto, ha aprovechado muy hábilmente las innovaciones tecnológicas para este entorno, que siempre son un reclamo por diferentes y curiosas.

Dos vídeos en 360º presentan la realidad, desde dentro, de una partida de Clash of Clans. El último, lanzado el 19 de noviembre en YouTube, va camino de las 29 millones de visualizaciones.

Hemos visto cómo estos juegos tienen una masiva aceptación y cuentan con comunidades de jugadores gigantescas. El esfuerzo por hacerse hueco entre los anunciantes más poderosos (en nada más y nada menos que escenarios como la SuperBowl) revela que el medio rejuvenece y que los más innovadores y disruptivos también recuerdan las estrategias esenciales de la Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*