Dar en la diana del periodista

Es maravilloso que, sin una darse cuenta, surjan premios al «arte de enviar una nota de prensa«. Como periodista, recibo al día muchísimas informaciones que suelo descartar automáticamente: casi se podría decir que están escritas por los hombres de gris (aquellos a los que la Momo de Michael Ende temía como a un nublado), sin alma ni corazón.

Por eso me sorprendió, y me pareció una iniciativa digna de señalar (y, por qué no, de replicar en nuestro mercado local) la del columnista del New York Times David Pogue, que premió a las dos empresas que, con acciones poco convencionales, consiguieron llamar su atención de un modo o de otro.

No dejéis de ver el vídeo personalizado que se llevó el primer premio. El CEO y el fundador de Code Weavers invitaron a David Pogue a visitarlos en MacWorld el pasado enero para poder presentarle en persona CrossOver Impersonator, una utilidad que permite ejecutar Windows en MAC y viceversa… ¿y cómo lo hicieron? Cambiando de piel, e invitando al columnista a hacer lo propio en un ambiente festivo y de andar por casa.

Un buen ejemplo para reflexionar sobre cómo lo estamos haciendo…

PS: El segundo premio fue para Nikon, desde donde le escribieron una melancólica carta de amor tras leer una columna suya alabando las virtudes de una cámara de Canon. Lo de siempre: tiene que haber personas detrás de las empresas.

En Paul Gillin | Are Exclusives a Good Idea? In a Word: No

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*