La disrupción de blockchain: qué es y por qué será una revolución

Blockchain es una tecnología que permite realizar transacciones sin intermediarios, fiables, seguras y completamente privadas utilizando sistemas basados en criptografía. Su nombre sirva a la vez para expresar el concepto de base de datos distribuida y basada en nodos o bloques de una cadena que están relacionados y en los que cada uno de ellos contiene la información. Su potencial es enorme porque permite realizar las transacciones entre dos personas sin la intervención de un tercero (sistema o persona), de manera que el nivel de anonimato es completo.

La aplicación más popular y conocida de la tecnología blockchain es bitcoin, la criptodivisa que apareció en todo el mundo en 2009. Se puede decir que blockchain nació para hacer posible el nacimiento de bitcoin, pero lo cierto es que es una tecnología más versátil y con aplicaciones potenciales muy interesantes. Lo más importante, no obstante, es el poder disruptor que una tecnología como blockchain puede tener sobre una amplia variedad de transacciones más allá de los sistemas de pago tradicionales.

La realidad de blockchain es que puede ser utilizada por las organizaciones de servicios financieros en cualquier operación que implique el almacenamiento de datos que estén implicados en transacciones que precisen de la verificación de terceros. Por poner algunos ejemplos, la transferencia de activos, la protección de la propiedad intelectual, servicios de notaría (con blockchain probarían la existencia de un documento en un momento específico) o incluso la venta de un coche.

A otro nivel, blockchain permitirá simplificar y abaratar las transacciones monetarias cross border, es decir, las transfronterizas. Por ejemplo, BBVA ya trabaja en un sistema basado en bitcoin que puede realizar 50 transferencias entre México y España en unos segundos, cuando cada operación puede tardar actualmente hasta cuatro días. La ventaja de esto es clarísima: no solo los pagos a proveedores del otro lado del charco van a ser instantáneos, sino que serán mucho más baratos (se estiman unos costes hasta un 81% más baratos) y habrá más y mejores oportunidades para todos.

La revolución de blockchain será eliminar intermediarios en transacciones

La clave para que blockchain consiga transacciones seguras, fiables y anónimas está en que reparte y descentraliza los ficheros, como se hace en los servicios P2P (emule, por poner un ejemplo archiconocido). Por tanto, los ficheros que un usuario sube no se encuentran físicamente en un servidor, sino que están distribuidos entre diversas máquinas pertenecientes a la red. Además, para asegurar que no existan dos transacciones simultáneas, que dos personas adquieran dos veces un solo producto, o cualquier malentendido, se incluye un timestamp que invalida la segunda transacción por muy poco tiempo que haya transcurrido.

Al eliminar intermediarios se simplifican los procesos y se reducen los costes. Cuando todo el mundo pueda efectuar transacciones con esta tecnología, se eliminará bastante burocracia, papeleo y se reducirán los plazos. Imaginemos la transacción de un vehículo físico entre dos personas: a día de hoy se necesita de un tercero que dé fe de la transacción y un montón de papeleo, pero con una transacción blockchain podría ser inmediato porque todos los intervinientes accederían a los mismos datos de manera segura.

Como todo, conlleva sus riesgos y podría dar pie a transacciones para eludir impuestos, o pueden servir para cometer ciberdelitos, pero lo que sí es seguro es que las transacciones pasadas no se pueden manipular. Para saber más sobre blockchain, la consultora PwC elaboró un compacto documento en forma de preguntas y respuestas, que te recomendamos (descárgalo en PDF).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*