Minecraft, o cómo conseguir que tu comunidad sea más grande que tú

5701500611_938219f45c_b

El caso de Minecraft es curioso, pero no es único. Vamos a hablar de él porque es un fenómeno de masas que sigue creciendo más allá de las expectativas del primer momento: hoy en día la comunidad es lo principal de este juego que no tiene objetivos concretos. La comunidad es lo que mueve un juego que nació en 2009 como una versión alpha y que en pleno 2014 sigue haciendo furor.

¿Cómo pueden suceder estas cosas? Echando la vista atrás, Minecraft tiene una serie de características que lo hacen perfecto para que la comunidad sea clave: sencillamente, sin ella no tendríamos nada. Foros, Wikis, canales en YouTube, planos y tutoriales, mods y skins… existe virtualmente de todo en Minecraft, desde ejemplos de Estrellas de la Muerte, pasando por las pirámides de Gizah hasta Babilonia entera.

La comunidad es clave porque sin ella no podríamos hacer nada

 
Reconozco que soy usuario de Minecraft. Que aprendo a hacer construcciones, máquinas y diferentes cosas gracias a lo que investigo. Sin embargo, la primera vez que probé el juego me aburrí en apenas una hora. No sabía hacer nada. En este juego, por si acaso no lo conoces, dispones de un mundo infinito a efectos prácticos en el que puedes cavar, construir, crear objetos y mucho más. Para crear objetos necesitas ingredientes, y también «recetas».

5702068334_ccc14b31a0_b

¿Qué pasa si no sabes las recetas? ¿Y si no sabes qué ingredientes necesitas? Puedes probar, pero eso es como mezclar letras de scrabble y pedir que salga un soneto cuando las tiras al suelo. La comunidad, sin embargo, te dice cómo elaborar un hacha de madera para cortar los árboles más rápido, cómo construir un cofre donde guardar tus tesoros, cómo hacer un sistema de vagonetas para explotar una mina…

Sin comunidad, no tendría éxito. O bien, ha tenido éxito gracias a la comunidad. Esto nos debería hacer pensar en qué nos interesa potenciar en nuestro negocio: ¿producto o comunidad? En el caso de Minecraft estamos hablando de un producto que, tecnológicamente, no tiene nada que ver con los videojuegos de última generación: es simple, no tiene demasiada «acción», tiene un objetivo difuso…

6020666456_fd1a1e5fa0_b

Minecraft tiene infinidad de posibilidades, es educativo, divertido entre amigos, permite generar aventuras. Es un producto del montón que sobresalió (y de qué manera) a base de estimular una comunidad, que además crece independientemente de la compañía.

Hoy se sabe que Microsoft ha adquirido Mojang, la compañía que ha desarrollado Minecraft, algo que, sin duda, es una muestra de hasta dónde ha llegado el videojuego. Un proyecto personal que podría haber pasado desapercibido, es hoy un activo de un valor enorme, y todo gracias a su extensa comunidad. ¿La clave? Libertad y herramientas para que cualquiera pueda hacer cualquier cosa en el mundo Minecraft.

Sin duda es inspirador.

Fotos | Kenming Wang, Mike Prosser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*