Para hacer un titular efectivo solo necesitas una cosa, y nada más

notes-514998_640

¿Cuántas fórmulas para elaborar titulares que tengan éxito conoces? ¿Cuántos estudios, trucos y claves maravillosas te han llegado a vender? Seguramente más de las que deseas, y en realidad tan solo necesitas una cosa para crear un titular que triunfe: construir el titular que resume tu contenido posterior, pero con gracia y cierto halo de misterio.

He dicho «solo necesitas una cosa», pero parece que, en realidad, sean tres. Lo cierto es que todo se resume en dominar la habilidad de crear titulares, algo que tiene varios ingredientes: experiencia, conocimiento del medio, conocimiento del usuario y, por supuesto, un dominio profundo del tema del que vas a hablar. O, al menos, cierto nivel de rigor profesional. Elegir un titular u otro puede suponer la diferencia fundamental entre un contenido que llega a muchas personas, o un contenido que pasa desapercibido.

El arte y la ciencia de crear titulares que te generen la necesidad de saber más

 

En ocasiones leerás titulares que harán que, en tu cerebro, se encienda una bombilla. Es la necesidad de saber más, te han intrigado y necesitas hacer click y ver qué es lo que te van a contar, ver eso que ha despertado el morbo en tu interior, saciar la curiosidad. El clickbait es una práctica tan denostada (por algunos) como efectiva.

La idea del clickbait es genial: algo se remueve en tu interior y necesitas hacer click en el titular, saber más. Si lo que ves te decepciona, mala señal para esa publicación.

 
El clickbait sufre, como todo en Internet, del abuso por saturación: todo el mundo quiere hacerlo, todo el mundo sigue las mismas encorsetadas «reglas», y gran parte de los artículos que se titulan de esa forma, desconciertan al lector, hacen que se sienta engañado, y en otras ocasiones, son a todas luces una burla.

Sin embargo, la idea del clickbait es genial: algo se remueve en tu interior y necesitas hacer click en el titular, saber más. Aprovecha esto, porque si no lo haces tendrás un titular genial que se completa con un contenido decepcionante, y esa será tu ruina. Y no lo digo por exagerar, sino que cuando empiezas en la dinámica de ofrecer contenido pésimo a través de enlaces geniales, resultará casi imposible remontar.

El mejor titular es, en realidad, el mejor titular posible en el momento, y para la audiencia que está pensado. No existe el mejor titular de manera absoluta, o al menos no de manera sistemática. Puede que en el futuro, un titular como «Mira al ser humano pisando Marte por primera vez» sea un titular insuperable, pero sinceramente, lo dudo: dependiendo de la audiencia, el titular será distinto, seguro.

Tu lista para conseguir ese titular

 

Tú conoces tu audiencia, pero en el terreno de los titulares es posible que tengas espacio para la mejora. ¿Cómo hacerlo? Probando, midiendo y comparando. Esto es muy fácil de poner en práctica para mejorar los titulares en Twitter, pero a la hora de hacerlo en tu publicación necesitarás esto:

  • Tests A/B de contenido (más información, en inglés), probando para cada versión de prueba un titular diferente.
  • Medición de resultados con cada versión, pero de momento sin sacar conclusiones.
  • Repetir las pruebas a lo largo de períodos largos de tiempo, buscando las horas en las que sabes que tienes más tráfico en tu sitio, pero sin dejar de lado otras franjas horarias que puede que no estés explotando bien (*).
  • En el momento en que tengamos más información, podemos aventurar algunas explicaciones y llegar a algunas conclusiones que siempre pondremos en duda: no nos traguemos  la primera conclusión porque nos podemos equivocar.
  • Y ahora, la regla de oro: cuando tengas tu titular genial, desarrolla el contenido con más ahínco aún, haciendo que, una vez que alguien termine de leer piense que, si el titular era genial, el contenido es todavía mejor.

Es bueno dejar para el final, al menos, una frase medianamente reveladora. Jamás prometas algo que provoque unas expectativas tan altas, que al terminar de leer el contenido lo que prevalezca es la sensación de decepción en quien lo ha leído.

(*) En cuanto a franjas horarias, la verdad es que es complejo saber qué hora es la mejor para publicar porque muchas veces partimos con un prejuicio: solemos publicar sobre todo por las mañanas, y las estadísticas muestran mayor número de visitas por la mañana. A veces ignoramos que las noches, a partir de las 22 horas, también agrupan mucho público potencial.

 
Más información | Charbeat

0 comentarios en “Para hacer un titular efectivo solo necesitas una cosa, y nada más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*