Los sellos de confianza: un valor añadido para empresas y consumidores

Sello Confianza Infocif

¿Cómo puedo cerciorarme de la fiabilidad de una empresa que, a priori, no conozco para realizar negocios? ¿Estoy realizando una compra segura? Estas son algunas de las principales cuestiones que pueden hacerse empresarios y consumidores a la hora de establecer relaciones comerciales. Pues bien, para dar respuesta a estas preguntas existen los sellos de confianza y las acreditaciones. Se trata de distinciones que otorgan entidades de reconocido prestigio para certificar el trabajo bien hecho de las compañías, generalmente en términos de calidad, competitividad y fiabilidad, tanto empresarial como de sus productos y servicios. Una de las entidades más reconocidas en este ámbito es la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR, que mediante el desarrollo de las actividades de normalización y certificación, contribuye a estos aspectos.

Asimismo, existen sellos de confianza de sectores concretos. Recientemente la compañía financiera Gedesco ha creado, a través de su red social para empresas Infocif.es dos sellos: el sello ‘Confianza Infocif’, que certifica la existencia real de las empresas, y el de ‘Confianza Financiera’ a través del cual las empresas prueban su transparencia contable, permitiéndolas diferenciarse de la competencia y demostrando su fiabilidad ante proveedores y clientes. Las empresas pueden utilizar ambos distintivos en su propia web, en sus envíos de correo electrónico y en sus materiales comerciales para distinguirse de sus competidores.

Estas certificaciones nacen en un momento clave, ya que la actualidad económica arroja noticias que muestran los altos niveles de morosidad e impagos a los que se enfrentan las compañías. Con acreditaciones como éstas, un empresario podrá conocer de primera mano que las entidades con las que está trabajando, o con las que tiene intención de hacerlo, ostentan cuentas saneadas y sin riesgos para hacer negocios.

Otro campo a destacar es el de las compras online. Muchos ciudadanos aún dudan de la seguridad de las compras a través de la Red. Tal y como muestra un estudio de Eurostat, sólo el 43% de españoles compra por internet, todavía muy por debajo de la media de la Unión Europea. En este ámbito el sello Confianza Online persigue el firme objetivo de aumentar la confianza de los usuarios de Internet.

Éstos son algunos de los ejemplos más destacados de las certificaciones que salvaguardan los intereses de empresas y consumidores. Con estas herramientas al alcance de la mano, nuestra recomendación es que antes de tomar cualquier decisión ante un posible negocio, se consulte si la entidad con la que se tiene intención de negociar ostenta algún reconocimiento que certifique su buen funcionamiento.

Deja una respuesta